Posted by Comunicaciones DDE On mayo - 8 - 2019 0 Comment

Una higiene de manos apropiada, es uno de los métodos más simples y eficaces para disminuir las infecciones. Las manos están en contacto con innumerable cantidad de objetos y personas, y también con gérmenes que pueden ser perjudiciales para la salud. Cuando una persona no se lava las manos, puede transmitir bacterias, virus y parásitos ya sea por contacto directo (tocando a otra persona) o indirectamente (mediante el contacto con las superficies).

Por eso, es importante higienizarse las manos:

  • Antes y después de manipular alimentos.
  • Antes de comer o beber, y después de manipular basura o desperdicios
  • Después de tocar alimentos crudos y antes de tocar alimentos cocidos.
  • Después de ir al baño, sonarse la nariz, toser o estornudar.
  •  Luego de haber tocado objetos “sucios”, como dinero, llaves, pasamanos, etc.
  • Cuando se llega a la casa de la calle, el trabajo, la universidad.
  • Después de haber estado en contacto con animales.